Cuando se trata de realizar reformas de baños en Alcoy no es una excepción, se trata de uno de los trabajos que más a menudo se solicitan para el hogar y las razones son bastante evidentes:

El baño es una de las estancias de la casa que menos se pueden retocar, aquí no cabe pintar una pared de otro color o cambiar un mueble de sitio. Por tanto, el paso del tiempo se va acumulando y al final acaba viéndose demasiado anticuado, desluciendo el resto de la vivienda.

-El cambio de la bañera por la ducha es también una obra muy habitual. A menudo, de paso que se busca realizar este cambio, se busca realizar también otras pequeñas modificaciones. En muebles de baño Alcoy cuenta con una buena oferta de la mano de Saneamientos Colón.

Una mala planificación de la reforma

Realizar una reforma integral del cuarto de baño puede parecer una obra de demasiado calado y por eso algunas personas se deciden por cambiar tan solo la bañera por una ducha o cambiar las piezas de cerámica sin entrar en la modificación de suelos y paredes.

Pero si no se cuenta con un buen asesoramiento, esto puede ser muy mala idea. Hay que tener en cuenta muchos factores antes de realizar este tipo de trabajos, por ejemplo el estado de las tuberías. Si las tuberías tienen ya muchos años es posible que no estén en buen estado y que más pronto que tarde acaban causando problemas.

Las consecuencias de la mala planificación

Unas tuberías en mal estado pueden obligar a levantar el suelo para realizar arreglos o a picar parte de la pared, dañando quizás la zona que ha sido reformada o teniendo que realizar una segunda reforma. Esto incrementará el precio respecto a haber realizado una sola obra de reforma integral.

Además, el resultado de una reforma parcial del baño puede no ser en absoluto satisfactoria desde el punto de vista estético. Nos encontraremos con un baño más cómodo, ya que tiene una ducha en lugar de una bañera, o un lavabo un poco más moderno.

Pero al no cambiar suelos ni alicatado, si estos están demasiado viejos o pasados de moda la impresión general sobre la imagen del baño no habrá mejorado mucho y pronto se estará pensando en una segunda reforma para cambiar todo esto.

Por eso, es importante una valoración previa del estado del cuarto de baño y una estimación de hasta qué punto vale o no la pena realizar una reforma integral, que siempre puede financiarse mediante un préstamo e incluso beneficiarse de ayudas por parte del gobierno o la Comunidad.