Como vendedores de muebles de baño Alcoy sabemos que las modas van cambiando en todas las habitaciones de la casa y que el cuarto de baño no es una excepción. No solo cambian los colores o dibujos de los suelos y los alicatados, también el mobiliario propiamente dicho.

Los muebles para el lavabo y los auxiliares para colocar toallas y otros elementos propios de esta estancia siguen los dictados de las modas y de las tendencias del momento. Y una de las tendencias con más más fuerza es la de los muebles de madera.

 

  • ¿Por qué elegir madera?

 

Es común la creencia de que la madera no es adecuada para el cuarto de baño debido a la humedad del ambiente. Pero lo que hay que hacer es escoger madera adecuada, con el debido tratamiento y que tenga todas las garantías. Es importante que el fabricante garantice el mueble contra la humedad  para asegurarnos de que, con un uso normal, no se dañará ni por las salpicaduras ni por el vapor de agua.

El vapor de agua es uno de los principales enemigos de los muebles, porque se condensa en ellos y hace que la humedad esté presente durante mucho tiempo. Para evitar esto hay que contar con un buen sistema de ventilación, ya sea natural, con una ventana que se abre, ya sea con un buen extractor de aire que retire todo el vapor que se acumula durante el uso de la ducha o de la bañera.

 

  • Los estilos nórdicos están de moda

 

Los muebles de madera para el cuarto de baño son una de las características que mejor definen al estilo nórdico, muy de moda en muebles de baño y en decoración del cuarto de baño y del dormitorio principalmente. Concretamente, es el llamado estilo escandinavo el que más influencia está teniendo en las últimas tendencias.

Dentro de este estilo lo que más predomina es la madera natural en tonos claros y también pintada en blanco o en beige perlado. Este tipo de tonos dan mucha luminosidad al cuarto de baño y ayudan a que parezca más grande. Se llevan las formas rectas, los acabados muy sencillos y los muebles de estilo minimalista.

La simpleza visual es una de las características de los cuartos de baño escandinavos que destacan por su orden, su pulcritud y la sensación de espacio que transmiten incluso cuando se trata de habitaciones de pequeño tamaño.