Tener una despensa en la cocina, como habitáculo independiente de esta, es algo cada vez menos usual. Hoy las despensas suelen limitarse a las alacenas y a los muebles específicos al respecto, que cada vez permiten aprovechar mejor el espacio y que ofrecen múltiples posibilidades.

Pero si tienes la suerte de contar con una cocina que tiene acceso a un armario/despensa puedes plantearte integrarlo en el conjunto al comprar tus muebles cocina Alcoy para conseguir una mayor uniformidad en el conjunto, que se verá más compacto y con todo el espacio aprovechado.

No se debe de confundir esto con las despensas que muchas cocinas incluyen como parte del mobiliario, en algunos casos de gran tamaño y que permiten organizar casi tanto como en uno de estos armarios de obra. Estos muebles despensa son perfectos para las viviendas en las que no hay despensa y quieren contar con una amplia zona para almacenar alimentos, ya sea porque les gusta tener comida en casa o porque viven en una zona en la que no hay acceso diario a un supermercado.

 

  • ¿Cómo integrar la despensa en la cocina?

Puedes hacerlo de muchas maneras pero hay dos formas que son las más habituales. Una de ellas es que al hacer el mueble de la cocina este llegue hasta la despensa. Lo que podría parecer una puerta de un mueble alto sería en realidad la entrada a la despensa.

A veces, la puerta de entrada a la despensa, por su situación, no pueden integrarse totalmente en la cocina. Pero sí se puede cambiar la puerta de esta por una puerta a juego con las alacenas. De esta manera, visualmente quedaría mucho más integrada en el conjunto.

  • Ventajas de una despensa integrada

-Visualmente es mucho más atractiva. La cocina se verá mucho más moderna y atractiva si tiene una misma línea visual en lugar de tener una puerta a mayores. Si además se arregla el interior para que quede a juego con el interior de las alacenas, todavía se ganará más en atractivo.

-Permite jugar con las formas de la cocina de una manera más libre. Al no tener que dejar el hueco para la puerta de la despensa se puede jugar con más libertad con la forma de la cocina, que no se va a ver condicionada por la despensa. Solo la forma de la puerta va a influir en el diseño del mueble.