En nuestra tienda de cocinas Alcoy no solo te ofrecemos muebles de cocina de gran calidad y que se adaptan perfectamente a la habitación que tengas. También te damos muchas y muy buenas ideas para mantener la cocina organizada y poder encontrar todo lo que buscas en un solo vistazo.

Dedicar un poco de tiempo al orden y organización en la cocina ahorrará mucho tiempo y esfuerzo en el futuro, ya que todo estará siempre donde corresponde y será muy fácil mantener la cocina ordenada y recogida cada día.

Cajones sí, pero no desorganizados

Los cajones son básicos en una cocina, pero muchas veces acaban convirtiéndose en un espacio de almacenamiento para todo, en el que no se encuentra absolutamente nada. Por eso deben de utilizarse organizadores de cajones que distribuyan el espacio y eviten que las cosas se amontonen.

Cada cierto tiempo hay que revisarlos para evitar que utensilios viejos puedan oxidarse y dañar otros nuevos y para retirar aquellas cosas que realmente no se usan y no tienen por qué estar a mano para todos los días.

Los organizadores para cubiertos y las cestas de colores para organizar visualmente el resto de cosas son perfectas para conseguir orden en los cajones, dejando tan solo uno para todos aquellos utensilios de gran tamaño que no permitan una clasificación.

Alacenas de diferentes tamaños

Las alacenas de diferentes tamaños también permiten organizarse con más soltura. Los estantes más altos deben de estar dedicados a aquellos aparatos que no se utilizan con frecuencia. En los estantes al alcance de la mano estarán los objetos de uso diario.

Se pueden utilizar esterillas para proteger los estantes de la humedad en el lugar en el que se colocan platos y vasos. Estas esterillas también estarán marcando el espacio de cada cosa y ayudarán a mantener un orden mucho más riguroso.

En las puertas de las alacenas se pueden colocar también organizadores para puertas para aprovechar este espacio para las especias, las tapas de las ollas o las bolsas de plástico.

En los estantes situados en la parte inferior de las alacenas pueden colocarse bandejas deslizantes para poder sacar hacia afuera fácilmente estas bandejas y ver el contenido sin tener que arrodillarse para ver el fondo de la alacena.

Si además se cuenta con una despensa no hay que olvidar crear estantes con diferentes alturas para poder ordenar mucho mejor los distintos alimentos, aprovechando al máximo el espacio del que se dispone.