Cuando se adquieren en nuestra tienda de electrodomésticos Alcoy hornos, uno de los aspectos que más preocupa a los compradores es la limpieza de los mismos. Y es que a todos nos gusta disfrutar de un buen asado, pero limpiar el horno puede dar un poco más de pereza.

Los tres consejos básicos

1) Limpia el horno después de casa uso: es cierto que esto da mucha pereza pero es la forma en la que da menos trabajo hacerlo. Se recomienda hacerlo cuando el horno ya no está muy caliente pero todavía no se ha enfriado de todo, así, la grasa no se habrá secado y con una esponja o un estropajo suave y un limpiador jabonoso neutro podrá quitarse todo con facilidad.

2) Evita los limpiadores químicos para hornos: estos limpiadores son efectivos pero tienen un problema y es que son altamente contaminantes. Generalmente, obligan a no poder usar el horno durante varios días. Por eso se recomiendan los limpiadores jabonosos normales o alternativas como el vinagre blanco y el bicarbonato. Una pasta hecha con estos dos productos y aplicada sobre las paredes y la puerta del horno es muy efectiva para la limpieza. Solo hay que dejarla actuar unos minutos y retirarla con un estropajo suave.

3) Si es necesario usar limpiadores químicos toma precauciones: aunque no nos gusten, a veces es necesario utilizar este tipo de limpiadores, especialmente si nos hemos dejado el horno sin limpiar durante mucho tiempo. Protege las manos con guantes, el suelo con papel de periódico y si eres muy sensible colócate una mascarilla. Sigue las instrucciones de la etiqueta del producto y, una vez que has limpiado calienta el horno y déjalo con calor diez minutos. A continuación déjalo abierto aireando al menos una hora, pero preferiblemente toda la noche.

El horno pirolítico

Los hornos pirolíticos son los que tienen un sistema de autolimpiado más efectivo ya que alcanzan temperaturas tan altas que reducen a carbonilla cualquier resto de comida o grasa que pueda haber pegado en sus paredes.

El consumo es alto durante la limpieza, sobre todo en algunos modelos. Por eso, si se opta por este sistema hay que hacer una buena comparativa para saber qué marcas ofrecen alternativas de menor consumo durante la limpieza.

Si se decide adquirir un horno pirolítico se debe de usar según las instrucciones sin dejar que se acumule suciedad para ahorrarse limpiezas, ya que al final podría perjudicarse al aparato o no conseguir unos resultados tan buenos.