Dentro de nuestro catálogo de muebles cocina Alcoy hay muebles de todos los estilos y con diferentes tonalidades y colores. Mucha gente nos pregunta por algunos tonos de moda muy llamativos y nos piden consejo sobre si es buena idea una cocina a todo color o se deben de combinar con otras opciones.

Por supuesto, el gusto del cliente es siempre primordial a la hora de tomar decisiones, pero los consejos de los diseñadores pueden ayudar a orientarse y a tener en cuenta otras opciones.

Cocinas pequeñas

En cocinas pequeñas los colores muy llamativos pueden contribuir a dar luminosidad y un aspecto divertido y muy juvenil a la decoración. Si se desea que toda la cocina tenga color lo mejor es que las paredes sean blancas, sin decoración de ningún tipo y los suelos también claros para que no se vea demasiado recargada la estancia.

No es aconsejable mezclar dos colores llamativos, por ejemplo en la parte de arriba uno y en la de abajo otro, sino usar un único color o combinarlo con blanco. Si se elige un color único se recomienda que en la parte de arriba se incluya alguna alacena en cristal para ayudar a aligerar el conjunto.

Cocinas grandes

En las cocinas grandes se recomienda que los colores vivos se combinen con blanco, negro o con madera, ya que hay muchos más muebles y el resultado final podría ser demasiado recargado si se eligen solo tonos vivos. A no ser que se esté muy seguro de que ese es el efecto a conseguir.

El tono más oscuro debe de ir en la parte inferior y reservar el tono más claro para la parte superior. Por ejemplo, si se combina un naranja vivo con negro, el naranja iría en la parte superior de la cocina, mientras que si se combina con blanco se recomienda que vaya en la parte inferior.

Mezclar los tonos en ambas partes de la cocina es bastante arriesgado y hay que tener claro qué es lo que se quiere hacer. Siempre es preferible una buena simulación por ordenador antes de encargar los muebles para ver el efecto real de la combinación.

El color y la madera pueden ser una buena opción, ya que se crea un contraste de estilos muy original y diferente que puede llegar a resultar muy elegante. La madera combina muy bien con el blanco brillo, pero también puede hacer buen efecto con otros colores.