Actualmente, los muebles de cocina están pensados para ayudar a mantener el orden. Cada vez se adaptan mejor a todos los rincones y también a las exigencias de la vida moderna, ofreciendo espacios para todas las necesidades.

Pero de poco vale que inviertas en muebles de gran calidad y tu cocina quede muy bonita si luego, en el día a día, eres incapaz de mantener el orden y todo se ve puesto de cualquier forma porque no sabes muy bien cómo organizarte.

5 trucos que te ayudarán

  • Usa bandejas para compartimentar el interior de los cajones: En ninguna cocina que se precie pueden faltar los cajones. Cuantos más mejor y con diferentes profundidades para que se adapten a cualquier necesidad. Para organizarlos todavía mejor puedes utilizar bandejas, como por ejemplo en el caso de los cajones poco profundos para la cubertería. Con bandejas resulta muy fácil separar cucharas, cuchillos, tenedores y otros útiles y tener todo a mano.
  • Opta por armarios profundos y con bandejas correderas si así los necesitas: En el caso de cocinas que no tienen el ancho suficiente para poder poner dos filas de muebles pero en las que se necesita conseguir el máximo acomodo la mejor solución son los armarios con mayor profundidad compuestos por baldas o por interiores que se pueden extraer hacia adelante. Así, se tendrá espacio para guardar todo lo que se necesita ocupando tan solo una de las paredes de la cocina.
  • Los electrodomésticos, mejor empotrados: Cuando compres la cocina lo mejor es que cambies también todos los electrodomésticos, incluido el frigorífico, y los integres en los muebles. La cocina se verá mucho más ordenada pero además conseguirás ganar espacio.
  • Cubos de basura integrados en las alacenas: Los cubos de basura son un problema en muchas cocinas, porque acaban siempre en medio y parece que se pongan donde se pongan nunca se van a ver bien. Si tienes espacio en tu mueble prueba a integrarlos, de esta manera no tendrás que preocuparte nunca más por dónde poner el cubo y podrás distribuir el resto de elementos sin problemas.
  • Opta por alacenas que te permitan diseñar su interior: Muchas marcas dan a sus clientes diversas posibilidades en el diseño del interior de las alacenas. Así podrás elegirlas justo a tu gusto. Pero para acertar es importante que antes hagas una composición de cómo quieres ordenar tus cosas para saber exactamente qué es lo que necesitas.